BOLSILLO

Los calendarios de bolsillo son ideales para llevar en la cartera, por una cara se acostumbra a poner una imagen o logotipo de la empresa y por la otra cara el calendario de todo el año.
Son el sistema de publicidad ideal para comercios y pequeñas empresas, también se utilizan a menudo para rifas o participaciones de lotería.
Por un coste muy económico podemos conseguir un impacto comercial muy alto. En la temporada navideña pueden reemplazar el uso de las tarjetas de visita, teniendo la certeza de que quien lo reciba lo va a guardar.
Lo ideal es plastificarlo, al menos a una cara, para aumentar su duración.

MESA

Los calendarios de sobremesa con wire-o están presentes en todos los despachos, todo el mundo recurrimos a ellos cuando tenemos que planificar una fecha. Regalando calendarios con tu logotipo o imagen de empresa te aseguras de tener tu publicidad a la vista sobre la mesa de tus clientes.

Se compone de un soporte de cartulina gruesa que hace la función de base, sobre ella se montan las láminas y se une todo con un alambre de anilla doble (wire-o) que permite pasar las láminas con comodidad. El soporte, una vez plegado, sobresale 2 cm por debajo de las láminas, ese espacio es ideal para poner nuestro logotipo y los datos de contacto, de manera que estarán todo el año visibles, sin tener que repetir dicha información en las láminas.

Puedes elegir el número de páginas que desees, los más sencillos acostumbran a tener 14 páginas, una para cada més, más un par de páginas para la portada y algún dato adicional.

Pero lo más habitual es que tengan al menos 26 páginas maquetándolas de forma que, colocado sobre la mesa, por un lado, veamos el mes y por el otro lado alguna ilustración o fotografía alusiva a nuestros servicios, por lo tanto tendremos 2 páginas x 12 meses = 24 páginas y nos quedarán dos páginas que son la portada y la última en la que se pone una vista general del siguiente año. Se pueden añadir todas las páginas que necesitemos para red comercial, vista general del año en curso o del siguiente, un pequeño catálogo de productos, en fin, todo lo que necesitemos en un producto económico y muy efectivo.

PARED

Los calendarios de pared con wire-o superior son muy utilizados por empresas y particulares, los veremos en cualquier o oficina o casa. Muy utilizados en zonas comunes como despachos, comedores, cocinas, etc. por lo que los consulta una gran cantidad de gente.

Se compone de láminas impresas con imágenes y el calendario que la gente va pasando a medida que transcurre el año.

Lo habitual es que tenga 14 páginas, la primera página será la portada, la segunda página puede llevar información, un texto de bienvenida o ir en blanco y a continuación una página por mes. Si queremos un calendario más lujoso podemos utilizar 26 páginas (13 hojas) impresas a una cara y con papel más grueso, este recurso es muy utilizado cuando pretendemos que la gente una vez acabado el año recorte las láminas y las enmarque.

Podemos añadir más páginas con información de nuestros servicios, red comercial o lo que consideremos oportuno.

En la parte superior se añade un wireo con una varilla/colgador para colgar en la pared, a las láminas se les practica un pequeño corte en forma de media luna para que pasen con facilidad.

A la hora de diseñar el calendario hay que tener en cuenta que en la parte superior hay que practicar una perforación que ocupará aproximadamente 1 cm, no importa si la perforación se realiza sobre un fondo de color o una imagen, pero evitar poner textos o logotipos porque resultarían ilegibles.

PÓSTER

Los Calendarios de Pared tipo Cartel, también llamados Calendarios Poster consiste un una hoja de papel impresa por una o dos caras con los meses del año y alguna fotografía o ilustración decorativa.

A ser una sencilla hoja de papel impreso podemos imprimir calendarios baratos para distribuciones masivas, que resultan muy efectivos porque son muy visibles en la pared.

Se puede imprimir los doce meses en una cara y dejar la trasera en blanco, o imprimirlo por ambas caras, 6 meses en una cara y 6 meses en la otra cara, lo que obligará a darle la vuelta a mitad de año.

El tamaño más usual es el DIN A3.

NEVERA

Son calendarios personalizados magnéticos, con la parte trasera imantada, para adherir a nevera, frigorífico, u otras superficies metálicas.

Disponibles con faldilla para ir arrancando, o directamente impresos sobre imán flexible rectangular, cuadrado o con forma. Una buena idea para regalar, o para tu propio uso, puesto que siempre viene bien tener un calendario anual en la puerta de la nevera, para consultar fechas en cualquier momento.

Tamaños diferentes según modelos.